Es curioso. Cuando veo a KM follar con otro/s, como ayer (o a Tina o quien sea), me invade una sensación de inmensa curiosidad y quiero apreciar todos los detalles de su placer. Y cuando soy yo quien la folla, se me da un ardite lo que hagan los demás.

Lógico, por otra parte. Es su placer el que me importa. Los otros son comparsas.