Esto es irritante.

Ayer Kerry me habló de una conocida suya y me la pintó con tales colores que, con mi negro sentido del humor habitual, le pregunté si me la estaba intentado vender como esposa. Ella se limitó a decir que “mira que tú eres muy liberal, pero ella te gana. Hasta te podría dar lecciones”. Como Maman y la Dama de los Pies Fríos me aleccionan por activa y por pasiva, pues la verdad, no me viene de una. Total, aunque yo soy, modestia aparte, muy bueno en cuestiones liberales y eroticofestivas (1), soy consciente de que los hay mejores (2).

Pero me importa una mierda. O dos si estoy de humor generoso.

Así que, mientras desayunabamos esta mañana en su cocina y tratábamos de temas y cosas veredes, amigo Sancho, mi rubia favorita ha vuelta a sacar el tema de esa dama liberal misteriosa y que es la caña de España, del universo y sus alrededores. Yo a ciertas horas de la mañana y en ciertas condiciones mentales aguanto mejor las divagaciones ajenas, pero hoy no, ni armándome de paciencia, así que, cuando la décima frase del arranque lírico de la británica amenazaba con pasar de la égloga pastoril a una alba en toda regla, la he cortado con un seco:

-¿Pero me quieres decir quién es?

Ha faltado añadir “coño”, lo se. UIna frase así es como servir unas judías sin chorizo, pero no me ha salido.

Pues no ha querido, la muy hija de la gran bretaña.

Esta tarde, whatssap va, whatssap viene, ha seguido con las indirectas, hasta que yo, al tercero, con la paciencia agotada y desprovisto de cualquier atisbo o intento de arranque poético, le he disparado que…

-Tengo demasiados pelos en los cojones para que vengas tú a vacilarme. Si me quieres decir quién es, me lo dices, y si no, te callas o cambias de tema.

Bueno, la brutónica esta sólo ha entendido algo de mis cojones y que hable o calle para siempre. Y entonces, después de todo lo narradado me suelta, con su genialidad estupefacción británica:

-¿Ah? ¡Pues eso lo arreglo fácil y te la presento!

Si es que tengo que quererla, a pesar de que me traiga de cabeza y me multiplique las canas a veces…

Gros bisous
J.

(1) No en vano soy uno de los MEJORES comedores de coño de este lado del Este del Nilo… que demonios, y del Oeste también.
(2) Que no es lo mismo que más dotados, que eso es pecatta minuta en mi mundo.