Esta mañana he conocido en persona a una chica con la que llevo intercambiando mensajes de manera intermitente desde hace un par de meses. Es una chica nacida de fuera de Barcelona, 25 años de edad (sí, le saco 19 años), culta e inteligente, aunque ella dice que, comparada conmigo, es tonta, algo con lo que no estoy NADA de acuerdo.

Está estudiando Sexualidad Humana y Educación Sexual y se define como exploradora, curiosa, amante de la lencería y del buen sexo y, como mi Dama de los Pies Fríos, fuma (lo que me recuerda que Anonyma ha dejado eso). Quiere explorar el lado oscuro y, tras leerse mi diario de punta a punta, piensa que yo puedo ayudarla. De hecho, cuando nos empezamos a escribir, tiempo ha, ya me lo dejó claro entonces.

Pues que así sea.

Gros bisous,
J.