He vuelto a soñar con Maman. Un sueño extraño que debería inquietarme, pero que sólo me extraña. Intuyo su significado simbólico y me sonrío, malgrè moi.

Ella sigue con sus planes. El plan A no me convence: que ella y yo vayamos a un club liberal, para que así se me quiten mis manías sobre los clubs; yo prefiero ir con más gente, así será más divertido y mi sugerencia se ha convertido en el plan A2. El B sería una pequeña fiesta con un máximo de seis participantes; yo he sugerido que seamos 8, para equilibrar la balanza (cuatro chicos y cuatro chicas): así nació el plan B2.

La serie de planes C son tríos: C1 uno con ella, mon père y yo; C2 lo mismo, pero con otro chico en mi lugar; C3, lo mismo, pero conmigo en lugar de mon père: C4 ella, N. y yo; C5 ella, mon père y una chica (tengo varias candidatas en mente); C6, lo mismo, pero conmigo en lugar de mon père; C7, ella con dos chicos (ni mon père ni yo, otros); y C8 ella con dos chicas ( y mon père y yo tomando fotos, por favor!!!!).

El plan D sería una orgía comme il faut, a lo grande, como la que hicimos meses atrás; el D1 una orgía pero más pequeña y el D2 una intermedia, ni pequeña ni grande. El F sería un gang bang para ella, con los sospechosos habituales ( mon père, JP, P, yo, etc); el F1 lo mismo, pero con otros chicos de por medio, además de nosotros; el F2 uno pero para N. El G, un intercambio de parejas ( mon père y ella con otra pareja); el G1 ellos dos y yo con buena compañía (no puede ser N, mecachis…); G3, N y P con otra pareja y G4 ellos dos, y yo con pareja.

En fin, tenemos un montón de planes y sólo un verano para hacerlos. Tocará discriminar y dejar al resto para eventos especiales.

Gros bisous,
J.