Tras el absurdo episodio de las citas express (una gran muestra de que a veces me puedo equivocar mucho) y pasar página, he contactado con CS para pedirle una cita. Tras consultar las agendas mútuas, nos veremos la semana que viene. “Para follar, ¿verdad?” me ha preguntado. “Ya tendremos tiempo para más charlas, ahora me apetece follarte”, ha añadido.

Cómo me gustan las mujeres directas y con las ideas claras.

Gros bisous,
J.