Etiquetas

, , , ,

La segunda parte de la fiesta comenzó según lo previsto, con los cinco (pareja de Lady S. incluído)reunidos en el restaurante donde él nos sorprendió, gratamente esta vez, cuando afirmó que le gustaría incorporarse a la segunda parte. cenamos tranquilamente, con bastantes bromas algo subidas de tono que, para mi gran inquietud, no contaron con la participación de él.

De vuelta al mismo “hotel” y a la misma habitación, todo transcurrió magnificamente, salvo por el par de momentos en los que él dio la nota. Básicamente él no quiso follar más que con su pareja. A base de insistir ella también folló con Marga y luego, para mi sorpresa, hasta participó conmigo en una doble penetración a Lady S. y se la dejó chupar por Kerry, a la que acarició con una cierta soltura. En lineas generales, su actitud fue algo decepcionante pero, tras las conversaciones que hemos sostenidos, le entiendo perfectamente. Él, simplemente, no es liberal y participó por complacer a su pareja, en la medida de lo que él se vio capaz de hacer.

Así que yo tuve que volver a redoblar esfuerzos con las tres damas, logrando tener una grandísima complicidad con Marga, divertirme mucho con Lady S. y conectado de nuevo con Kerry.

Así que hoy, mientras escribo esto tumbado en la cama, no tengo fuerzas ni para sostener el peso de mis cejas…

Gros bisous,
p.