Hoy me he dado el placer de cumplir un deseo que llevaba pendiente desde hace más de veinte años (tengo buena memoria y mejor paciencia). Y no ha sido sexual, aunque el placer ha sido y es inmenso.

Mientras tanto, una serie de ideas me están cruzando la mente en este fin de semana tan intenso y extravagante. Cierta dama que ha aparecido en fechas recientes en estas páginas debido a su deliciosa progresión, me ha inspirado un pequeño proyecto. Bien, ya veremos como materializarlo.

Con Kerry al lado estoy pasando un largo fin de semana que, ya desde su primer día y medio, ha sobrepasado la linea del exceso y que me está encantando por el momento. También me acuerdo de la Dama de los Pies Fríos y me sonrío sabiendo.

Pero a veces tengo vértigo ante la altura a la que me he elevado y soy consciente de que el sendero debe ser recorrido con cuidado.

Gros biosus,
P.