A veces creo que he vivido demasiado, que en una sola vida he vivido muchas otras.

Me sorprendo pensando en las confesiones que le hago a la Dama de los Pies Fríos, la facilidad con la que las palabras brotan de mis labios. Estoy seguro de que prefiero,sin lugar a dudas, esta amistad al sexo más placentero posible. Me llena más, me aporta más, me hace más feliz y aprendo más.

A veces pienso que la muerte no es algo terrible, porque me llevará de vuelta con todos esos seres queridos que ya no están conmigo. Aunque sólo sea por eso, no tengo miedo a morir, porque volveré a estar con ellos.

Esta tarde tengo una cita peculiar con dos lectoras de este blog. La primera cita del 2017, que cosas. Como no he hablado con ellas todavía, no diré más al respecto, pero puedo decir que es una cita que me provoca una inmensa curiosidad.

Gros bisous,
P.