A estas horas, una dama excepcional podría estar convirtiendo ese simbolismo en realidad. La deseo y la admiro, pero, por encima de todo, es mi amiga (oh placentero dolor). Diviertete, tesoro. Dales caña, follatelos.

Gros bisous,
P.