ELLA está aquí. Mi locura, mi sueño, mi fantasía, mi deseo, mi pecado, mi perversión.

Un sueño que puedo tocar contadas veces y que aprovecho plenamente. No me importa nada, sólo esta felicidad que robamos al destino entre los margenes de la moral ajena, donde nos movemos como gatos.

ELLA está aquí, conmigo. Y por dos días, todo el universo se resume en su ombligo.

Gros biosus,
P.