Ayer tuve mi segunda cita con Elle y fue fantástica. La encantó la expresión que cruzó su cara y su “biennnnn… me gusta eso”.

Ay, Dios, que tengo otro vicio…

Gros bisous,
P.