Ayer Maman se levantó con la idea de hacer un trío. Hala, así de fácil. Pero, por desgracia, no lo era tanto, por ser el día que era. Así que optò por hacerme mimitos y ayudarme a soportar la oscuridad.

Pero hoy ya me ha dado un ultimátum. Lo quiere YA. Si bien es raro que la dama sea tan voluble, parece ser que esta vez tiene una urgencia impresionante que le hace darme prisas. Y yo estoy escaso de ideas. Tal vez porque sea lunes. Al menos, tal y como ella me ha dicho, sólo falta encontrar otro candidato, pues yo ya estoy incluido en la oferta.

Así que la dama ha decidido hacer un par de llamadas a franceses que rondan por estos lares, a ver si hay suerte.

Pero su deseo no acaba ahí, no. La dama quiere probar a otra mujer, estar con una pareja, hacer un trío con las dos otras partes (dos hombres en uno, hombre y mujer en el otro) completamente devotas a ella. Y mucho más que seguro que ahora no recuerdo.

Fantástico, simplemente.

Gros bisous,
P.