Han aterrizado (han del verbo ayer) en Barcelona Maman y Bianca. El motivo de su vistia es que ayer por la mañana, en un momento de hartazgo producido por un serie de decepciones (personalse, sexuales y políticas), decidí mandar al cuerno unas cuantas cosas y aplicarme un semi-retiro. Así que Maman, que tiene unos compromisos muy flexibles, agarró el teléfono, persuadió a Bianca (otra de agenda flexible) y se han plantado esta tarde-noche aquí.

Y aquí etamos, tres amantes de la vida con gran cantidad de tiempo libre y muchas ideas en nuestras viciosillas mentes.

Gros bisous,
P.