Creo que a veces el destino me pone en contacto con gente muy rara o muy particular.

Resumiendo. Una desconocida me ha propuesto quedar en un bar de Barcelona, ir a los lavabos y allí hacerme sexo oral, a oscuras, sin vernos, nada. Y una ver terminados, cada uno para su casa.

Si conociera bien a la dama, me lo pensaría un poco. Siendo una total desconocida, ni me lo tomo en serio siquiera. En fin, otra cosa rara que sumar a mi currículum.

Gros bisous,
P.