“Sabes por que te dejo ir?”, me ha respondido.

“Porque me haces sentir como una diosa por cómo me miras ahora. Hablas de ella y sólo piensas en mí. Y estoy segura de eso al cien por cien”.

Me fascina, simplemente me fascina Mon Ange Rouge.

Gros bisous,
P.