28/08/2016 (2)

Estoy pasando el fin de semana con Lady J. y los suyos. Ayer fuimos a la playa todos, marido,hijas, ella y la mascota, o sea, yo. Entendí lo que atan los hijos con los suyos, y por la noche desesperé con lo que tardaron en irse a dormir.

Es curioso esto de estar así, compartiendo el día a día, con las niñas revoloteando a mi alrededor con su prodigiosa habilidad para estar en siete sitios diferentes a la vez y en llenarlo todo con sus voces chillonas y penetrantes,una delicia para mis oídos.

Y yo, mientras tanto, sigo fascinado por su mami y pensando diabluras con su papi…

Si cierta Maman, cierta pareja gala, cierta pareja catalana que conozco y cierta dama de piernas tan bellas como las columnas del Partenón estuvieran aquí…

Gros bisous,
P.

28/08/2016

Hay imágenes que por un motivo u otro se nos quedan grabadas en la mente.

Ayer tuve uno. Tumbado en el sofá de su casa, Lady J. encima de mí, disfrutando los dos y su marido, recuperadas las fuerzas, que, al tener la dama su vagina ocupada, opta por el ano. La cara de ella al notar la entrada inesperada del pene marital en su culo es parte de ese momento inolvidable, junto con ver a esa maravillosa dama desprenderse de su fachada pública y sumergirse en la lujuria.

Y todo esto como en el cine mudo, sin un suspiro, por tener a sus hijas durmiendo en el piso de arriba, no las fueramos a despertar.

C’est la vie.

Gros bisuous,
P.

26/08/2016

El encuentro de ayer fue de maravilla, magníficamente, tanto que me he olvidado de la regla del único encuentro, para delicias de la dama, que se ha mostrado entusiasmada.

Lo cierto es que hubo muy buen feeling, y, a pesar de unas cuantas diferencias (generales y culturales) entre ambos, en la cama nos coordinamos perfectamente, así que lo otro su puede limar con el tiempo. Y dado que ella tiene sus compromisos y yo los míos, no hay prisa por ninguna de las dos partes. Si eh de ser sincero, la veo como una obra de arte que hay que ir puliendo.

El interés generado por la dama es contagioso, y eso me honra, porque dice mucho en favor de mi buen gusto.

Es magnifica.

Gros bisous,
P.

25/08/2016

He tenido una interesante e intensa charla con la dama que cité ayer. Le he explicado que sólo podremos tener un encuentro debido a un par de mis reglas, que le he detallado, y ha replicado que de acuerdo, pero que si sólo ha de ser una vez, no quiere límite de horas, lo que me ha hecho temblar por dentro.

Su parte impulsiva, que me gusta y me repele al mismo tiempo, ha querido que la cita sea hoy, porque lo tiene libre, sin intromisiones de ningún tipo. Me ha parecido perfecto. Cuanto antes tengamos esa cita, antes quemaré este deseo y podré dedicarme a otros menesteres más importantes.

A ella le parece genial.Le da morbo acostarse con un “madurito de cuarentaypocos”.

Gros bisous
p.

24/08/2016 (3)

Ya tenemos destino para el Petit Tour, un pueblecito cercano a Niza, a caballo de la frontera entre Francia e Italia. Nos pasaremos siete días en una casita allí, descansando los dos de nuestros respectivos veranos.

Maman, por cierto, ha decidido que no piensa retirarse como tenía previsto. Simplemente se lo va a tomar con otro ritmo… el que lleva aplicado desde este año. Está algo decepcionada porque los hombres que ha conocido últimamente han resultado ser un fiasco tras otro. Así que se lo toma a su aire. De paso me hablará de su último amor. Ah, me temo que se ha enamorado y eso sí que puede liquidar su trayectoria liberal. Pero será para bien y entonces todo será bueno.

Y yo… pues nada, voy a repasar las opciones que se extienden antes mis ojos. Como tampoco pienso retirarme, toca decidir cómo seguir adelante, tras las últimas decepciones.

Somos dos decepcionados con pocas ganas de aburrirse…

Gros bisous,
P.

24/08/2016 (2)

He llegado a ese grado de cinismo, pragmatismo o de falta de capacidad para suspender mi credibilidad que, cuando algunas personas hacen según que tipo de declaraciones (sean clara u oscuras, amigas o desconocidas, familiares o el resto del universo), si algo despierta mi escepticismo me resulta imposible disimular mi incredulidad.

Lo peor es que, cuanto mayor es el grado de falta de verosimilitud de lo que escucho, mayor es el esfuerzo requerido para disimular mi progresiva falta de confianza. Y cuando se me nota, digamos que es de traca.

Esto me ha pasado hoy cuando unos amigos míos me han empezado a explicar sus gloriosas vacaciones veraniegas en Acapulco (Acapullo, diría yo), en el que al final, debido a la larga e insulsa narrativa, muy pobre de elementos básicos, por cierto, me ha traicionado la falta de concentración y la pereza y se me ha escapado una sonrisa sardónica de las mías que, gracias sean dadas a la legión de ángeles de la guardia que hacen horas extras para mantener mi salud fuera de todo peligro, de no haber sido el momento de reír a costa de lo contado, se me hubiera notado que estaba pensando “¿eso de qué guión de serie B dices que lo has sacado?”.

Tengo que ir apuntarme a un gimnasio, o a algo.

Gros bisous,
P.

24/08/2016

Hoy una chicha que me lleva de cabeza (sí, como a un adolescente) desde hace un par de semanas, me ha dejado la puerta entreabierta para que me cuele a hacer mis diabluras favoritas. Tan pronto he obtenido ese permiso, he pensado simultáneamente que, salvo un encuentro entre los dos, no va a haber nada más, porque, salvo lujuria por mi parte, no hay más interés. Y el deseo que se sostiene en el vacío se quema rápido.

Bien, ya veremos, porque ahora, esa chica me interesa mucho… para ese encuentro, y punto. Si luego resulta que la cosa podría ir a algo más y no es por esta regla que me he autoimpuesto para este caso exclusivo… c’est la vie.

Puede parecer absurdo, pero esta medida es completamente necesaria.

Gros bisous,
P.

23/08/16

En este día de descanso no paran de venirme a la mente soberanas tonterías una detrás de otra a un ritmo exagerado. Estoy sorprendido de mi capacidad para divagar y pensar tonterías.

Una de esas es adoptar como propia, aunque de manera temporal, una regla ajena, mediante la cual me voy a permitir un escarceo con una chica que trabaja cerca de donde yo lo hago. Será un único encuentro y no se podrá repetir. A ver que tal sale. La propuesta ha sido hecha y aceptada.

Tras esta pequeña aventura me tomaré un descanso sabático-liberal. Mientras tanto, sigo planeando el “petit Tour”.

Gros bisous,
P.

22/08/2016 (2)

El “Petit Tour” se anula, tal y como estaba concebido, así que pasamos al plan “B”. Y al “C”, porque ando sobrado de ideas. Sospecho que a Mamán le va a costar poco sacar sus trapos de zíngara y lanzarse con este cachorrito díscolo por ahí, a ver que encontramos por estos mundos locos.

El encuentro con ELLA se me ha antojado extraño. He tenido que explicar cosas que considero innecesarias, al menos entre nosotros. Que no me irrite que me diga que va a buscarse un reemplazo para los días que esté ausente (peor todavía, que me parezca bien), la desconcierta. Juraría que ha tenido una rabieta cuando me ha dicho que a lo mejor el sustituto se convierte en permanente, a lo que le he replicado que no se busque excusas para hacer lo que en ella es costumbre. Que no le haga preguntas sobre el tema también la molesta, y yo he terminado algo harto de toda esa conversación.

Sospecho que mañana no nos veremos. Yo, lo confieso, tengo pocas ganas de verla después de esto. Tal vez un par de días de descanso mútuo nos vaya de perlas.

Gros bisous,
P.

22/08/2016

El proyecto “Petit Tour” va bien. Mi amiga acepta la idea, pero pone condiciones: quiere un poco de playa y pasar por Italia (tiene una rara fijación con los italianos). Aunque yo no comparto este entusiasmo suyo salvo por algunas ciudades del Norte y otros parajes que tienen un halo propio, supongo que encontraremos un punto medio. Después de todo, Venecia es una parada excelente antes de trepar hasta Viena, Praga y Berlín.

ELLA, por su parte, me ha anunciado que se va a buscar un sustituto para estos días de ausencia mía. Se ha quedado algo perpleja cuando le he dicho que me parecía una buena idea, y, la verdad, no entiendo la causa de tal extrañeza, así que hemos quedado vernos esta tarde para un café. Ha sido divertido y un punto exasperante buscar un lugar lo suficientemente remoto y accesible para tal fin. La próxima vez le toca a ella buscar el sitio, hala.

Gros bisous,
P.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.377 seguidores